SUMAN 208 AÑOS DE QUE LOS MEXICANOS SE REVELARON CONTRA EL YUGO ESPAÑOL

 

 

El país completo está de fiesta, celebramos nuestra identidad, celebramos nuestra libertad y no nos cansaremos de brindarle gloria a todos aquellos que a pesar de los riesgos y las desventajas que tenían contra el enemigo, decidieron ir adelante, siendo la última de las conspiraciones en los 300 años de esclavitud vividos tras la conquista española; dar gloria a aquel grupo de criollos que decidieron emprender y liderar el Movimiento de Independencia, resaltando los nombres del Padre de la Patria, Don Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Juan Aldama y el Corregidor Don Miguel Domínguez, junto a su esposa Doña Josefa Ortiz; en honor a ellos y a quienes siguieron su iniciativa con palos y hachas, gritamos ¡viva México!

Eran las 23:00 horas, cuando el Presidente Municipal de Tepatitlán, el Dr. Hugo Bravo, acompañado de su hermana Erika, de algunos servidores públicos e invitados especiales, ondeó la bandera nacional para así recordar la gesta histórica que iniciara hace 208 años el Padre de la Patria, Don Miguel Hidalgo y Costilla.

Previamente la Escolta Municipal, bajo el acompañamiento marcial de la Banda de Guerra del Colegio Niños Héroes inició el recorrido del Lábaro Patrio por la calle Santos Romo, marcando el alto frente a la puerta del Palacio, ordenando que el abanderado trasladara la insignia nacional hasta donde aguardaba el Alcalde y así se pudiera realizar el tradicional Grito de Independencia.

La Banda Sinfónica Municipal fue la encargada de entonar las gloriosas notas de nuestro Himno Nacional Mexicano, que fue coreado por los tepatitlenses que se dieron cita en el Centro Histórico de la Ciudad.

Al último grito de Viva México pronunciado por el Dr. Hugo Bravo, le siguió el sonoro coro de ciudadanos y el cielo se iluminó con fuegos artificiales, para enmarcar así la fecha que nos recuerda el valor, la entrega y determinación de quienes ofrendaron su vida para lograr la independencia nacional.

Posteriormente, la Bandera Nacional fue llevada de nueva cuenta hacia su escolta, mientras los asistentes saludaban en tanto este símbolo estuviera a su vista y luego fuera resguardada y retirada del lugar para continuar con la festividad.

Amar a Tepa también es gritar que ¡Viva México!

Close Comments

Comments are closed.

sintillo we soft