EL FESTIVAL ESCENA FEST CULMINA CON MAGIA

 

 

El grupo de teatro infantil y juvenil “El Club Chicos” de la Casa de la Cultura “Dr. J. Jesús González Martín”, ofreció la puesta en escena “El Baúl Mágico”, dirigida por el maestro Abraham Johnson, última presentación del Festival Escena Fest 2018.

Se apagaron las luces y se encendieron las ilusiones; en el escenario un grupo de niños es castigado en el sótano de un orfanato por utilizar su imaginación, dentro de su desasosiego y buscando entre lo almacenado encuentran un baúl, luego de preguntárselo deciden abrirlo, para encontrar un sinfín de libros, al abrir uno, un ente llamado Alegrijón emerge de las páginas, y promete llevar a los niños en una aventura a través de las letras, con una sola regla, no deben cerrar el libro de donde provino antes de que termine la historia, pues quedaría atrapado para siempre.

La primera historia nos lleva a las lejanas tierras de Arabia, donde los niños se encuentran con un muchacho pobre, nada más y nada menos que Aladdín, y se disponen a observar sus aventuras descubriendo el fantástico mundo que es mostrado también a la princesa Jazmín, con la ayuda del genio de la lámpara y la alfombra voladora. Al terminar la historia los niños deciden ir a otro cuento, sin darse cuenta que el malévolo Jaffar había tramado un plan para no ser el perdedor por siempre y conseguir todo lo que había anhelado, con esa premisa siguió a Alegrijón y a los niños hasta la siguiente historia.

Así es como llegamos a la antigua Grecia, llena del misticismo y la mitología que la caracterizan, ahí, las musas narran la historia desde el inicio de los tiempos, cuando Zeus, al ver que la tierra era gobernada por los terribles titanes se decidió a traer paz y tranquilidad utilizando sus rayos celestiales y encerrando a los titanes para bien. Pero el Olimpo está de fiesta, el hijo de Zeus, Hércules, ha nacido para goce de todos los dioses, todo era algarabía y diversión, excepto para Hades, quien deseaba con todo su corazón derrotar a su hermano Zeus, y apoderarse del mundo, así fue como, aconsejado por las arpías que conocen los tiempos, decidió destruir al único capaz de detenerlo, pero su plan no resultó, Hércules no murió, aunque los esfuerzos del dios de las tinieblas no fueron en vano, ya que el hijo del dios del Olimpo se convirtió en mortal; y así los niños acompañaron al hombre más fuerte del universo en su travesía para convertirse en un héroe verdadero, con la compañía de Filoctetes.

Cuando los niños se despiden de Hércules y Meg, Jaffar, en su travesía por encontrar a los niños, se cruza con Hades y lo convence de unirse en su búsqueda, y parten los dos hacia la antigua China.

En China los niños conocen a Mulán, una chica que, frustrada por no poder traer honor a su familia y al ver a su padre enfermo para participar en la próxima guerra contra los Hunos, decide suplantar a su progenitor en las filas del ejército chino, pero se encuentra con muchas dificultades, que a través de la perseverancia logra superar y ganar la guerra al lado del General Shang.

Después de conocer las hazañas de Mulán, los niños se dirigieron al fondo del mar, a la mítica ciudad de la Atlántida, en donde conocieron a Ariel, una joven sirena que se enamoró de un humano, al ver imposibilitado su amor, decide hacer un trato con la malvada Úrsula, quien le otorga piernas a cambio de su voz. Después de derrotar a Úrsula los niños preguntan a la sirena ¿Cómo fue que logró su hazaña? “Siempre hay que creer que podemos hacer todo lo que nos propongamos, con su debido esfuerzo claro”.

Los niños deciden ir a otro cuento, pero antes de lograrlo, Jaffar y Hades encuentran su escondite en el mundo real, así que con todo el poder de su imaginación, los niños le piden ayuda a los héroes que encontraron en su aventura, Aladdin, Hércules, Mulán, Ariel y compañía, llegan al rescate y hacen que los villanos se esfumen, antes de partir a una nueva aventura, otra de las ayudantes de la casa donde se encontraban los niños, sin saberlo, cierra el libro de Alegrijón, atrapándolo para siempre.

Con incertidumbre los asistentes se veían los unos a los otros, sin dejar de observar cual sería el destino de nuestros protagonistas. Las cosas cambian, quien antes ponía a los niños a hacer labores pesadas, se decidió a utilizar los libros de una manera más didáctica al lado de los pequeños, momentos después llegó el nuevo jardinero, quien al levantar su sombrero reveló ser Alegrijón, la obra termina ahí, pero el auditorio ahora puede imaginar, como lo hacían los niños, un interminable número de aventuras al lado del maestro de los libros.

Amar a Tepa.

Close Comments

Comments are closed.

sintillo we soft